Desarrolla con efectividad una estrategia de promoción de producto

En este post explicaremos cómo desarrollar una estrategia para la promoción de un producto o productos. En contraposición con el post en en el que hablábamos de la importancia de tener un buen producto intependientemente de lo buena que fuese nuestra estrategia digital, en este post hablamos justamente de lo contrario:

El proceso para analizar cuáles son las características de nuestro producto que más intercederán en la atención del público, debemos seguir un proceso concreto:

planificacion-digital

 

1. Investigación

En esta fase podemos hacer uso de un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades)  para definir esquemáticamente las características de nuestro producto:

  • ¿Cómo es? ¿En que se parece y en que se diferencia con el producto o productos de la competencia?
  • ¿Cuál es el principal valor añadido de tu producto?
  • ¿La marca a la que pertenece tu producto cuenta con algún tipo de reputación? ¿Se trata de una marca nueva, conocida solo en los canales offline o ya cuenta con una buena reputación online?
  • ¿En que punto se encuentran las marcas de la competencia? ¿Cual es su principal producto competidor?
  • ¿Se habla de tu producto o el de la competencia? ¿Qué se dice en la red?
  • ¿En qué canales hablan de tu producto? ¿Y en cuáles del de la competencia?
  • ¿Podrías realizar testeos en otros canales de forma fácil?
  • ¿Qué tipo de público habla de tu producto? ¿El target del producto de la competencia es el mismo que el tuyo?

Estos son solo algunos ejemplos de preguntas para empezar a añadir análisis a tu DAFO, te recomiendo que realices un brainstorming de preguntas con algún compañero hasta que no sepas que más preguntarte.

Para respaldar tu investigación puedes hacer uso de los principales buscadores (Google, Yahoo, Bing) y/o utilizar herramientas más específicas como Google Trends. Pero también, existen otras herramientas especializadas como Socialmention, Talkwalker o Meltwater Ice Rocket.

Tras realizar esta investigación y aplicar parte de los resultados al DAFO realizado, podemos pasar a la siguiente fase.

2. Objetivos

Si continuas leyendo en este blog vas a ver muchas veces la misma frase, ¡¡Porque es muy importante!! 😉

Los objetivos han de ser SMART (Specific, Measurable, Attainable, Relevant, Time-bound), lo que viene a ser en castellano: Específicos, Medibles, Alcanzables, Realistas y Acotados en el Tiempo.

Vamos a poner por ejemplo los objetivos que podríamos tener para promocionar un libro interactivo de aprendizaje de los diferentes tipos de punto de ganchillo. Partimos de la base que sabemos que el mayor % de personas que estarán interesados (interesadas en este caso) serán mujeres (he aquí un tema controvertido para algunos…).

Hago un inciso para aclarar que, a pesar de que cada vez la sociedad es, afortunadamente, menos sexista, aún existen algunos roles que se mantienen en uno u otro de los sexos. Personalmente no entraré en debate pues no es éste el tema del post. Sin embargo, podemos afirmar que el mayor % del target del “sector crochet” son mujeres.

Así pues, estos serían nuestros objetivos:

– Dar a conocer nuestro libro de ganchillo entre mujeres.

– Enseñar  como utilizar el libro combinando las diferentes explicaciones de patrones.

Público:

  • Mujeres con, obviamente, gusto por hacer ganchillo.
  • Mujeres interesadas en hacer todo tipo de manualidades en sus tiempos libres.
  • Madres que se deleitan haciendo todo tipo de prendas calentitas (gorros, bufandas…).
  • Mujeres con interés por la moda (y en este caso, en parte, los textiles de lana).

Estrategia:

En esta parte debemos escoger que canal será el más adecuado para promocionar nuestro producto, por ejemplo:

Canal Estrategia
Offline Página de publicidad en una revista de costura. Llamada a la suscripción mediante un enlace (podría ser un código QR) a cambio del envío de una muestra gratuita tal como un capítulo del libro y un par de agujas.
Online – Presentación del producto en el blog de una influencer con un tráfico notable del target que buscamos.
– Presentación de un vídeo canal complementario al libro interactivo, con ejemplos “How to…” de patrones.

Mensaje:

En lugar de vender nuestro libro interactivo alabando sus características, trataremos de crear una necesidad que nuestro producto pueda cubrir.

Ejemplo:

En lugar de: “En este libro se detallan múltiples patrones para aprender a….” deberíamos intentar algo más parecido a “Aprende a hacer todo tipo de elementos decorativos para dar el toque de color que tus espacios necesitan” y no estaría nada mal probar algo como “¿Te gusta el ganchillo y querrías decorar tus espacios pero no sabes cómo? Con este libro aprenderás a….”

Se trata de ir generando diferentes “títulos” o “entradas” para ver cuál de ellas transmite mejor la necesidad de comprar el producto.

3. Implementación

En esta fase, ¡Toca preparar el timing para saber cuándo pasaremos a la acción! 🙂

Para ello, suponemos que ya hemos definido unos objetivos específicos, medibles, alcanzables e interesantes (pues de nada servirían unos objetivos que no nos reportaran un buen resultado u objetivos tan alejados de la realidad, que por buenos que fueran perderíamos el tiempo pensando en ellos).

Ahora toca acotar estos objetivos en el tiempo: mediante un Gant (podemos hacer uso de la herramienta Gant Project) o simplemente utilizando una sencilla hoja de excel.

Depende del punto en el que nos encontremos (¿Contamos ya con una web, un blog y perfiles en diferentes redes sociales? ¿Utilizamos habitualmente canales que ya no reportan cierto tráfico?) nuestro cronograma tendrá una estructura muy diferente. Debemos ser realistas y adaptarnos al presupuesto con el que contamos.

Poniendo como ejemplo el caso descrito en este post, vamos a hacer un canal de vídeos con diversos puntos de crochet. Así pues podríamos acotar en un timing las siguientes acciones:

– Búsqueda de un espacio (un plató por ejemplo) para la grabación de los vídeos.
– Puesta en contacto con el propietario del plató.
– Búsqueda de un profesional de vídeo, primera reunión y presupuestaje.
– A la vez que estos tres primeros puntos vamos definiendo la estrategia para redes sociales.
– Segunda reunión y definición de un guión.
– Si queremos, podemos ir realizando entradas para recordar a nuestro público el lanzamiento del nuevo canal de vídeos.
– Confirmación de la disponibilidad del día con el propietario del plató.
– Contactar con el profesor/profesional de crochet y confirmar su disponibilidad para tal hito.
– Dia de la grabación.
– Postproducción del vídeo o vídeos.
– Publicación del vídeo.
– Difusión.

Y sobretodo, no olvides realizar un seguimiento diario/semanal (según tus necesidades) para asegurar una buena implementación de la estrategia.

4. Valoración

Finalmente, durante el seguimiento es muy importante que analices si se están alcanzando los objetivos propuestos. Como tal vez ya sabes, deberás hacer uso de los indicadores KPI (Key Performance Indicators) para poder analizar la evolución de las acciones. Los KPIS no son genéricos, por lo que sino sabes cuáles utilizar puedes hacer uso de este post para aprender a definirlos.

Si los resultados de tu estrategia no están siendo buenos, es el momento de replantearla de nuevo. ¡No te desanimes! A medida que aumentes tu experiencia será más fácil implementar estrategias efectivas.

Si te ha gustado este post, dale a like, comparte, o ¡¡Déjame tu valerosísima opinión!! 😉