Por qué fracasan las PYMES cuando dan el salto a Internet

Muchas empresas de hoy en día que operan aún según el modelo tradicional/físico de un negocio, dan el paso a migrar al mundo online. Sin embargo, además de la dificultad que representa lanzarse a lo desconocido, imaginémonos si aún con todos tus esfuerzos vas y fracasas.

Muchas de estas empresas que dan el salto al mundo online, cuentan con propietarios cuyos conocimientos no están adaptados al marketing digital que se desarrolla en nuestra sociedad actual. Estas personas mantienen las máximas del marketing off y mantienen las estrategias “de toda la vida”. Con la crisis, estas estrategias no son suficientes y sus negocios se ven ante un grave problema, pues una empresa no se mantiene estática…aumenta o decrece.

El primer paso que la mayoría de estas empresas se atreven a dar, es siempre el mismo, que más o menos visualizan y entienden: “Tenemos que crear una página web, una página de Facebook y promocionar nuestros productos/servicios”. Vaya, lo que viene a ser, definida vulgarmente, una estrategia de Social Media.

Sin embargo, una estrategia de Social Media es, como lo dice la palabra, una estrategia; pensada, planificada y realizada para conseguir los objetivos propuestos.

ESTAS EMPRESAS NO ENTIENDEN CÓMO FUNCIONA INTERNET

Piensan, que el fracaso de una “estrategia” de Social Media se debe a los tiempos que corren; características externas que les afectan demoledoramente. Pero no es así. Es cierto que el momento y las circunstancias del contexto influyen, pero demasiadas veces se utiliza esto como una excusa (aunque muchos lo crean convencidamente).

Por lo tanto, toda estrategia online sigue un proceso natural que se ha de respetar para que ésta funcione y se adapte a las necesidades digitales. Este proceso se explica mediante un embudo en el cual se va reduciendo su conversión de una fase a otra.

Audiencia (generación de tráfico), Conciencia (ya conocen nuestra marca), Conversación (Interactúan con nuestra marca), Conversión (convierten; una compra, una suscripción etc.) y Fidelización (Se convierten en leads habituales)

Las empresas han de entender el embudo de conversión e ir poco a poco superando cada una de las fases. Este representa el paso indispensable para conseguir adaptar una empresa al mundo online con éxito.

Una vez entendido y aplicado el embudo de conversión, sería necesario calcular el ROI para que sea rentable. En el caso de una estrategia de Social Media el ROI=(retorno–inversión en socialmedia)/inversión x 100).

En este post puedes leer cómo calcular el ROI en tu estrategia ecommerce.

Si te gustó este post, ¡Suscríbete al blog! y no te olvides de dejar tus comentarios (eternamente agradecida :p)