Receta de bagels super fáciles

¡Hola a todos! ¿Cómo estáis? Hoy quiero compartir con vosotros una receta para elaborar los famosos bagels.

Podréis encontrar tropecientas por internet pero yo aporto mi granito de arena con cualquier cosa que os permita realizar la receta de un modo más ameno y lo más fácil posible.

Ingredientes para elaborar unos 20 bagels de 40 gr cada uno:

  • Harina panificable 530 g (esta receta no lleva huevos, azúcar ni miel, por lo que no necesitamos una harina de fuerza)
  • Agua 175 g
  • Aceite de girasol 64 gr
  • Sal 13 g
  • Vinagre 5 g
  • Levadura 8 g fresca
  • 1 huevo para pintar

Amasamos todos los ingredientes exceptuando la levadura, que añadiremos cuando falten 3 minutos para terminar el amasado.

Una vez amasada la masa, la metemos en un bol untado de aceite y la dejamos fermentar durante una o dos horas (dependiendo de la temperatura de vuestra cocina).

Posteriormente, untamos con aceite la encimera o una mesa y dividimos en porciones de 40 gramos. Las boleamos y las tapamos con un trapo. A la media hora, formamos las berlinas y dejamos fermentar hasta que estén listas.

Como consejo, dado que son piezas muy pequeñitas, deberéis tener paciencia y esperar a que fermenten por completo. Yo estaba impaciente y los he metido un poco pronto.

Cuando los bagels hayan fermentado, tenemos que sumergirlos en agua hirviendo dándoles la vuelta durante unos segundos. En este punto, yo he puesto el horno a calentar a 230º C.

Si este punto os desmotiva a la hora de escoger esta receta, ya podéis ir cambiando de idea; pues es demasiado fácil, no hay excusas.

Los pintamos con huevo y los decoramos con las semillas que más nos gusten (lino, semillas de amapola, pipas de girasol o de calabaza, chía, etc.).

Para que veáis si son fáciles, me he dado cuenta que no tenía ningún huevo, ni si quiera pincel, así que los he untado con claras de huevo, únicamente para que se pegasen las semillas (¡Y con el dedo!).

Los metemos durante 5 minutos a 230 con calor solo desde abajo y posteriormente, bajamos la temperatura a 210ºC y cocemos durante 15 minutos más.

Sacamos del horno y dejamos enfriar, ¡así de fácil!

Yo me he preparado una merienda con hummus de pimiento, kale, pepino, queso brie y brotes de col lombarda. ¿Que te parece, lo vas a probar?

¡No dudes en dejarme cualquier comentario abajo!, ¡Chao!

 

 

 

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.